Cambios que puedes hacer en tu hogar para reforzar su seguridad

El interés en reforzar la seguridad de la casa, es una prioridad para los propietarios, en especial cuando hay métodos de robo tan fáciles de ejecutar y tan efectivos, como lo es el método bumping. Pero hay alternativas para evitar ser víctima de esta técnica de robo, como las que te vamos a explicar hoy.

Instalar puertas de seguridad

Las estadísticas indican que el 90% de los robos que ocurren en las viviendas a través de la puerta principal. Las puertas cumplen la función de disuadir al ladrón de querer entrar a esa vivienda, y su aún así decide continuar con el robo, la otra función de la puerta, es hacer que le resulte imposible la tarea de poder entrar a la vivienda.

Entonces, cuando acudes al cerrajero profesional en busca de la mejor opción, es probable que te explique cuáles son las mejores opciones que existen en el mercado para reforzar la seguridad de tu hogar, y se dividen en 6 grados, a saber.

  • Grado 1. No cuenta con refuerzos especiales, por lo tanto, no son recomendables para la puerta principal de una vivienda.
  • Grado 2. Este tipo de puerta puede ser abierta en aproximadamente 3 minutos por un ladrón profesional.
  • Grado 3. Los ladrones profesionales pueden tardar hasta 5 minutos en abrir la puerta.
  • Grado 4. En este tipo de puertas, el nivel de dificultad incrementa a una apertura en 10 minutos.
  • Grado 5 y Grado 6. Son puertas de alta seguridad, y no son recomendadas para viviendas, solo para comercios y empresas.

Considera que, a partir del grado 3, es considerada una verdadera puerta de seguridad. Recuerda verificar que la puerta cuente con una cerradura antibumping y un escudo protector, con estos elementos, vas a lograr evitar que un ladrón aplique este método.

Domótica

La tecnología ofrece muchas ventajas, y una de las más efectivas ha sido la domótica. Este es un sistema muy completo, que no solo protege la puerta principal de la vivienda con la ayuda de cerraduras inteligentes, también dispone de sensores en las puertas y ventanas, de manera que se activen ante cualquier intrusión a la vivienda.

Por otra parte, una vez que ha sido detectada la presencia de un intruso en la vivienda, de manera automática se activarán las cámaras, muchas de ellas disponen de reconocimiento facial, así detectan un rostro desconocido e inician las grabaciones, indicando día y hora.

De igual manera, tienes la posibilidad de controlar algunos elementos de tu hogar, incluso en la distancia, de esta manera, confundir a cualquier ladrón que pueda estar asechando tu hogar y esperar cuando la casa esté sola, para entrar a robar, por ejemplo el abrir y cerrar las persianas o encender y apagar algunos electrodomésticos.

Además, la seguridad que proporciona la domótica, no se limita a evitar posibles robos en casa, también cuentan con un protocolo ante fugas de gas, de agua, incendios y otros eventos que pueden generar situaciones de peligro para todos los habitantes de la vivienda.

error: Content is protected !!