Cómo saber si tus cerraduras han sido manipuladas

Los intrusos y ladrones pueden probar varios métodos para intentar acceder a tu casa, incluido el de forzar la cerradura. A veces los daños son evidentes, pero otras veces es fácil pasarlos por alto, especialmente si no sabes que estás buscando.

Los signos más evidentes de que una cerradura ha sido manipulada son abolladuras visibles y las marcas alrededor del agujero de la llave. A continuación, te indicamos los signos específicos que debes buscar, así como las medidas que puedes tomar para evitar que entren sin tu autorización en tu casa.

Tipos de entrada no autorizada

Cuando sospechas que han entrado en casa, o que han manipulado la cerradura intentándolo, lo primero que hay que hacer es mantener la calma para evaluar la situación. Busca cosas que falten, que estén movidas o que se han roto de forma inexplicable.

Si tienes pruebas de este tipo, llama a la policía para denunciarlo. En caso contrario debes mirar un poco más de cerca buscando indicios de manipulación. Es aquí donde puede ser útil conocer las tres formas principales que tienen los ladrones de manipular tus cerraduras.

Por fuerza bruta

Esta es la forma menos sofisticada de entrar. A menudo, se intenta forzar una cerradura taladrando el cerrojo o derribando la puerta, lo que deja un rastro muy evidente en forma de metal retorcido y madera astillada. Pero también debes buscar estas señales:

  • Círculos de pintura alrededor de la cerradura (como si se hubiera aflojado y vuelto a apretar fuera de su sitio)
  • Cerraduras o pestillos doblados.
  • Puertas/marcos de puertas deformados o separados de la pared.

Bumping

La técnica de bumping ha sido adoptada por innumerables ladrones en todo el mundo. Para esto utilizan duplicado de llaves cerca de mi especiales que repetidamente son golpeados hasta el fondo de la cerradura. Eventualmente la cerradura gira y se desbloquea.

Cuando se hace correctamente, el bumping deja poco rastro. Sin embargo, a veces se pueden encontrar marcas identificables, como muescas frescas alrededor de la bocallave por haber golpeado con demasiada fuerza o poca precisión.

Picking

En este caso, los intrusos utilizan pequeñas herramientas, como palancas y ganzúas para alinear el bombín y que gire. Esto requiere más tiempo y experiencia que el bumping, pero es menos agresivo que los métodos anteriores, y es poco probable que deje indicios.

Podrías encontrar pequeñas marcas de arañazos, que muestran el metal fresco y brillante alrededor del agujero de la llave (más finas que las de una llave). Pero si notas que una llave es repentinamente más difícil de girar de lo habitual, debes sospechar.

Estrategias de prevención

Claro que es mucho mejor prevenir. Así que ahora que sabes qué señales buscar deberías considerar opciones para rectificar el problema.

Una de las mejores formas de hacer frente a estas amenazas es cambiar las cerraduras por cerrojos de seguridad. También puedes considerar actualizarlas por cerraduras híbridas digitales/mecánicas, que no dependen tanto de los bombines y pasadores.

Además, las cerraduras inteligentes ayudan a evitar que te quedes fuera de tu propia casa, ya que a menudo tienen teclados o se sincronizan con una aplicación de smartphone. Y en situaciones de fuerza bruta, lo ideal es tener una puerta resistente, como las puertas de seguridad.

error: Content is protected !!