¿Qué otros métodos de robo existen además del bumping?

Los robos se encuentran a la orden del día, y afectan a no pocos propietarios. Y aunque los robos son una especie de condicionamiento negativo, esta es quizás una estrategia que contribuye en que los dueños de casas puedan tomar acciones para evitar ser despojados de sus bienes.

Estas medidas tienen que ver con la incorporación de dispositivos como bombines, cerraduras y escudos, con características especiales que les permitan a los dueños ahorrarse penosos momentos a raíz del robo.

Los ladrones se las arreglan para internarse en las casas, por medio de técnicas de robo que son harto conocidas entre la comunidad de malhechores, que si bien no tienen los conocimientos de un cerrajero, abren con éxito las propiedades exentas de mecanismos de bloqueo eficientes.

El bumping no es el único método de robo que mantiene azotados a los dueños de casas, sino que existen muchos otros que hacen pasar malos ratos a los propietarios, y por supuesto daños permanentes a los dispositivos de seguridad.

¿Te gustaría conocer algunos métodos de robo existentes?

¿Qué otros métodos de robo existen además del bumping?

  1. El ganzuado

Como su nombre lo indica, es el método de robo que se lleva a cabo a través de ganzúas, las cuales son herramientas que disponen de varias terminales que el ladrón se propone introducir en la bocallave, para poder abrir la cerradura por medio de los pines del cilindro.

En un primer momento las ganzúas fueron utilizadas por profesionales de la cerraría para casos en los que las llaves se trababan en la parte opuesta de la cerradura, o simplemente cuando las llaves se extravían, por lo que no existe manera de entrar.

Hace falta tener mucha destreza para manipular ganzúas, por lo que son pocos los ladrones que disponen de esta pericia. Algunos cerrajeros consideran (disponibles a tan solo un clic de distancia) que el hecho de que las ganzúas sean utilizadas por ladrones es casi anecdótico, más no imposible.

  1. Impresioning

El impresioning es una técnica de apertura de cerraduras que consiste en reproducir una copia de la llave original para abrir la cerradura, aunque no necesariamente de la copia original pues es muy probable que las llaves originales se hayan extraviado o hayan sido robadas.

Cuando el impresioning se realiza de forma legal, el cerrajero se toma el tiempo que sea necesario para obtener una nueva copia de la llave, que con frecuencia tiene forma de sierra o es una llave de Borjas.

En el caso de los ladrones, el factor tiempo es determinante, y prefieren realizar esta estrategia de robo en casas que se encuentren abandonadas por mucho tiempo, o casas vacacionales, lo que motiva que los propietarios instalen puertas antiokupa para ahorrarse inconvenientes.

  1. Ataques con herramientas

Cuando los ladrones conocen poco sobre la maniobrabilidad en cerraduras, entonces recurren a métodos más drásticos y contundentes, los cuales con frecuencia se llevan a cabo a través de herramientas como sierras, taladros, palancas o martillos.

Aquí los daños en las cerraduras son los más evidentes, pero sin duda hacen posible la apertura de la puerta o ventana en el menor tiempo posible, aunque la agravante para los ladrones es que se hace mucho ruido en la operación.

Por ello muchos dueños integran cerraduras que sean especialmente seguras como es el caso de las cerraduras sts, mientras que en otros casos recurren a las rejas como solucion, que a pesar de no del todo atractivas, frenan considerablemente las pretensiones de los ladrones.

error: Content is protected !!